Oposición

Dime como tratas a la oposición y te diré qué tipo de gobierno eres

2017/03/31 - MEDELLÍN | En-Colombia.co

Hasta en los hogares existe la oposición. Si no fuera por una madre opositora, muchas familias no tendrían una casa bien tenida. La madre logró que parte del presupuesto del hogar fuera destinado al mantenimiento y reparaciones. Y cuántos padres opositores han logrado contener el gasto y endeudamiento desmedido de esposas e hijos que hubiesen traído tiempos de escasez e incapacidad de cumplir obligaciones diarias y financieras? Los hijos también se vuelven opositores, cada vez desde más temprano. La oposición equilibra presupuesto, libertades y responsabilidades. En las empresas, la oposición es conocida como auditoría, riesgos o revisoría fiscal.

Un hogar sin oposición es un lugar sin equilibrio

De un modo similar, una nación sin oposición, es un lugar desequilibrado. Basta ver la situación actual de Venezuela, que oficialmente pierde la última oposición que tenía: la Asamblea Nacional. Algo similar sucedió en noviembre de 1917 en Rusia, cuando Lenin, quien fue inicialmente un opositor, disolvió la asamblea y dejó a esta nación sin libertades trayendo el contagio viral al resto del mundo que dejó en la miseria a Cuba y que hoy está destruyendo a Venezuela. Y de dónde viene la crisis en Venezuela? de un opositor que, aparentemente con las mejores intenciones y luego de un intento de golpe de Estado, gana las elecciones para gradualmente reprimir la oposición y obtener el control supremo. Este personaje falleció hace 4 años pero dejó el camino libre de opositores (sin autoridad, muertos o presos). Sus sucesores, hoy creen que tienen el poder absoluto, el cual existe sólo en el corto plazo. Gracias al estado actual de insatisfacción, a la tecnología y al orden democrático mundial, este desequilibrio no debería durar más de unos meses.

La oposición es tan valiosa o más que el mismo gobierno de turno porque, sin su voz, los riesgos como la corrupción, el despilfarro, el abuso de la autoridad y los derechos, serían mayores. Por lo tanto, cuando veas a un presidente o funcionario gubernamental tan siquiera hablando mal de la oposición, desconfía. Un gobierno corrupto, buscará los medios para desprestigiar a quienes están encontrando y revelando sus pecados. Un gobierno dictatorial requiere el silencio o la inexistencia de la oposición. Primero la maltrata, se acusa y se reprime. Luego se silencia, se encarcela y se elimina... Así que para conocer cómo es el gobierno, una buena luz es su trato a la oposición.

Dime como tratas a la oposición y te diré qué tipo de gobierno eres

La indiferencia es cuando una persona guarda silencio ante un evento injusto. Cuando una institución (incluyendo las naciones) lo hace, es un cómplice. Esperemos que las naciones del mundo dejen de ser cómplices con Venezuela, Siria y otras naciones que suplican por la vida y la libertad.

Colombia está todavía lejos de una situación similar a la de nuestro vecino, pero da tristeza ver la forma en que tantos seres humanos se refieren a sus compatriotas y con más saña cuando se está ejerciendo el derecho de oposición a través de una marcha o manifestación pacífica. Independientemente de los pecados o móviles de los líderes que la convocan, si miles de personas se unen para caminar por algo, no merecen los calificativos que se difunden a través de medios y redes sociales.

Espero que en algún momento, el nivel de educación en nuestro país, permita que el respeto esté por encima de tantas otras cosas. Y que la oposición sea tratada con respeto, al igual que al gobierno.

Contacta al autor aquí.

Marcha-4-febrero-2008